Fumaba más que Snoop Dogg y fue demandado por un maratón sexual. El increíble Willie Nelson, a los 87 años

Fumaba más que Snoop Dogg y fue demandado por un maratón sexual. El increíble Willie Nelson, a los 87 años

El historiador de la música country Willie Nelson ha echado un vistazo a los momentos más increíbles que ha vivido a lo largo de sus 87 años. «Ha tenido una buena vida»

Willie Nelson, uno de los mayores ídolos vivos de la música country, concedió una larga entrevista a la web Daily Beast, en la que habló de los momentos más increíbles (y polémicos) de su vida. «Ha sido una vida bastante buena», confesó el músico de 87 años, que se prepara para lanzar su 71º álbum, titulado «That’s Life».

Como no es de los que rehúyen las preguntas, Nelson habló sin tapujos de que fumó más hierba que Snoop Dogg en un viaje que hicieron a Ámsterdam, de un maratón de sexo de 9 horas que desembocó en un juicio y del hecho de que es cinturón negro en un arte marcial coreano.

Recordando que empezó a fumar de niño en el pequeño pueblo de Texas donde creció, reveló: «Fumaba todo lo que había. Cuando era niño, fumaba hojas de parra, fumaba hojas de álamo, tabaco de liar. Fumaba todo lo que se quemaba. Entonces empecé a beber. No fue hasta mucho después que me metí en la marihuana».

Sobre el viaje a Holanda con Snoop Dogg, Nelson explica: «Llamé a Snoop y le dije ‘oye, amigo, tienes que venir aquí’. Aquí es donde está lo bueno». Se acercó a mí y entramos en todos los bares de Ámsterdam donde se puede fumar. Lo pasamos muy bien». A la pregunta de si alguien ha conseguido fumar más que él, responde: «No lo sé, pero probablemente haya gente que pueda fumar más que yo».

Sobre la historia de una mujer que le demandó, y exigió 50 millones de dólares por daños y perjuicios, alegando que Nelson le había prometido casarse con ella tras una sesión de sexo de 9 horas, que habría terminado con un salto mortal, deja una declaración críptica: «¡es una historia demasiado buena para que la niegue!».

En una entrevista a Rolling Stone, en 1991, el músico ya dijo: «No digo que no haya ocurrido. Podría haber pasado, pero creo que recordaría al menos las primeras cuatro o cinco horas».